Centro de Estudios Vacceos Federico Wattenberg (Universidad de Valladolid)
PINTIA VACCEA

Noticias del Proyecto Pintia


El Ayuntamiento de Peñafiel no colaborará con la ZAP


J 7/09/2017

La cultura en Peñafiel
La cultura en Peñafiel
Primer picao. Con algunos meses de retraso, nos ha llegado el acta de la sesión ordinaria del pleno del Ayuntamiento de Peñafiel celebrada el 27 de octubre del pasado año. En la misma, Jesús Cuadrado González, concejal del Grupo Municipal CI-CCD, presentó una enmienda parcial a los presupuestos de 2017 en la que se solicitaba una partida de 3.000 € para volver a dar contenido al convenio suscrito con la Universidad de Valladolid, destinado a la investigación y difusión del yacimiento de Pintia, Bien de Interés Cultural desde 1993. El citado convenio carece de contenido económico desde hace diez años, lapso de tiempo durante el que el consistorio peñafielense no ha mostrado interés alguno en promocionar el yacimiento, ni tan siquiera desde el punto de vista turístico, aunque el mismo pudiera convertirse en un gran atractivo para la oferta cultural de toda la comarca.

Lea aquí el texto completo del acta municipal.

Segundo picao y mudanza. Y ahora que hablamos de turismo y cultura, es justo reconocer que a Pintia los que arriban son viajeros, que no turistas (otro tiempo, otra velocidad), aunque algún despistado de esta especie todavía caiga por estos pagos. Viajeros son porque aguantan de forma estoica el sol castellano durante la hora larga que cumple la visita a la necrópolis de Las Ruedas y sus distintos espacios; viajeros son porque sus preguntas llenas de sentido les delatan como tales mientras se deleitan con las colecciones en investigación expuestas en el local del CEVFW; viajeros son, en fin, porque huyen de esos lugares de la charanga patria que se extienden como mancha de aceite densa, alentados por la inopia política local, consistentes en museos de variado pelaje y centros de interpretación de todo tipo y condición. A tal punto hemos llegado que ya no hay entidad local que se tenga por entrada en nuestro siglo que carezca de alguna de estas formas de destino, éste sí, ay, turístico. El caso de Peñafiel es el paradigma del esperpento: cuenta con su propia aula arqueológica que reproduce, mutatis mutandis, algo parecido a un poblado vacceo, cuando el yacimiento que le da nombre y sentido se encuentra en su propio término municipal, a un tranco de distancia. ¿Qué mejor experiencia didáctica que un aula arqueológica situada en el entorno donde los vacceos pintianos desarrollaron su civilización?

Tercer picao. Es un hecho: Peñafiel vive de espaldas a Pintia y aun de su anejo, Padilla de Duero, aunque ambos, ciudad vaccea y lugar, esperan impacientes que esta situación sea revertida algún día. Y a no tardar demasiado, porque Padilla sufre dolorosamente el mal del despoblamiento y pronto quedará apenas el silencio de la ausencia. Ya no aspiramos a fijar población, vano deseo, sino tan sólo a que en media docena de años Padilla no caiga en el más absoluto olvido y con él se pierdan formas de vida todavía hoy presentes como ecos del pasado. Pero no se preocupe el amable lector demasiado: llegado el caso, nuestros doctos políticos abrirán un nuevo centro de interpretación que nos mostrará en dinámicos audiovisuales y maquetas con lucecitas de colores cómo vivían otrora los padillanos.

Contradanza y vuelta. Finalmente la enmienda fue rechazada con los votos en contra del Partido Popular, las abstenciones de Ciudadanos e Izquierda Unida y los votos favorables de Candidatura Independiente y Partido Socialista Obrero Español. Otra oportunidad perdida para mantener y acrecentar el patrimonio que a todos pertenece. Los anhelos de nuestra sociedad en este sentido vuelven a caer en saco roto, por más que desde el CEVFW y la Asociación Cultural Pintia nos empeñemos en buscar el respaldo y la complicidad de nuestros gobernantes en estos afanes. Algún ventrílocuo paniaguado, ora historiador de corto albedrío ora vate demediado, seguro que ahora se siente más ufano que nunca...
En otro orden de cosas, desde estas líneas instamos al cabildo ribereño a que convoque al menos una plaza de corrector o redactor, con el fin de que las actas oficiales de sus reuniones no contengan tamañas faltas ortográficas como la observada en la penúltima línea del cuerpo del texto: ¡con la cantidad de filólogos que hay en paro, que ha-ber-los hay-los! Claro, que a lo peor hay que cerrar la piscina climatizada o el polideportivo municipal... qué cosas.



Universidad de Valladolid
© 2019 Centro de Estudios Vacceos Federico Wattenberg (Universidad de Valladolid)

c/ Real, s/n. - Padilla de Duero
47314 Valladolid - España
Tel. +34 983 881 240
cevfw@uva.es

Aviso legal

Con el mecenazgo de

Tempos Vega Sicilia
Con el patrocinio de

Diputación Provincial de Valladolid Junta de Castilla y León Consejo Regulador D.O. Ribera del Duero
Con la colaboración de

Asociación Cultural Pintia

...
Desarrollado por Ubicuo